Archivo de la etiqueta: senos

El pasado mes observé que en la playa de Quarteira no se hace topless. En Portugal  y en España no hay una ley que lo prohíba, pero sí un acuerdo no verbal que hace que no saques las tuyas a pasear si no hay otras tetas al aire antes. Cuál es mi sorpresa cuando, al pasar unos días en Almuñécar veo que tampoco se hace topless ya. No es algo tan explícito como en Quarteira, pero es bastante evidente que algo ha cambiado.

Corría el año 2010 la primera vez que lo hice yo estando con gente. Pasaba unos días con unas nuevas amigas que, según pisaron la arena, se fueron quitando la ropa y se remetieron la parte de abajo del bikini por arriba y por los laterales. Yo hice lo mismo, era mi primera escapada con ellas y no quería parecer rarita. Aunque me sentía más cómoda si me “vestía” para bañarme y luego me volvía a quitar el top para secarme en la toalla.

Año 2011. Tenerife. Aprovechamos que nos aceptan en un curso becado y nos quedamos una semana más. Las chicas que conocemos de allí hacen topless siempre y llevan tanga a la playa. Nos llevan a bañarnos al mar, al que se accede bajando una escalera metálica – como de piscina – desde una calle empedrada con casas en la otra acera. Pasan coches y personas y mis amigas están en tanga. Nadie mira, nadie sexualiza. Es divertido y natural.

Año 2012, conozco a persona nueva que me acompaña y me anima a quitarme el bikini siempre que me dé la gana sin estar pendiente de si en esa zona hay más mujeres que lo hacen. Es liberador.

Año 2018. Por motivos personales-profesionales, decido no hacer topless a menos que sea en una playa poco concurrida (donde además vea tetas), o alejada de lugares donde me puedan conocer o en una cala perdida. Conclusión: no hago topless.

Este año he visto más niñas pequeñas con el bikini completo que antes. He visto cómo la moda impone de nuevo el bañador (después del trikini) con mucha tela. Incluso bañador tanga (porque el culo sí está bien visto), pero con una buena cantidad de tela cubriendo pecho y espalda. Trajes de baño de diseño, de colores vivos, con volantes, con flecos, o  con algo original escrito para fomentar una moda beachwear y estar a la última también en plena naturaleza. A sabiendas de que esta frase me hace mayor, me atrevo a decir que yo no conocía más beachwear que una camiseta vieja y la toalla al hombro.

Y es este mismo año cuando Aitana Ocaña  (19 años, finalista de #OT2017) ve la necesidad de explicar que no estaba haciendo topless en una foto con sus amigas cuando la mayoría de los comentarios que recibe tras su publicación son reprobatorios, porque “¿cómo se te ocurre”, Aitana?. De alguna manera, ella siente el compromiso de dar una explicación y así lo hace. Aclara que sólo se desabrochó la parte de arriba para que se viera la foto más bonita,  que de todos modos no se atreve a hacer topless desde que es tan conocida y que sólo son unas “tetas con sus correspondientes pezones”. Pero claro, es que hemos crecido con una revista (ya retirada) que exhibía tetas como reclamo en su portada y escuchando a otros debatir sobre si la portada de ese mes era un robado o era un posado y juzgar a la protagonista en función de la resolución. Con la llegada de la cámara digital, y más estando desde hace años incorporada a nuestros dispositivos móviles, el riesgo de ser fotografiada y, a consecuencia, la sensación de pérdida de intimidad es aún mayor.

La censura en redes sociales es tan ambigua como extrema hoy día y nos encontramos con que no puedes subir un desnudo, un culo y mucho menos una teta porque te borran la foto (como poco) y te cierran la cuenta. Especialmente si tienes una cuenta pequeña, que para todo hay clases. Puedes subir cualquier tipo de foto desagradable, puedes subir un animal reventado, un vídeo violento… pero un pezón femenino, ¿¡cómo se te ocurre!?

Al hilo de lo que digo he visto varias protestas y aquí van mis favoritas:

  • fa416a99e23091bf527a67c6fdab11a3La camiteta (click para ver más): Una camiseta con tetas dibujadas a modo de garabato y otra que manifiesta la censura con dos equis en los pezones. Que bien puede representar el símbolo con el que algunos tapan pezón femenino en redes o el esparadrapo que algunas chicas se ponen cuando no llevan sujetador para que no se les marque el pezón (sí, hija, sí…).
  • The Tata Topimagesun bikini top sin relleno y con pezones y colores realistas que a simple vista hace que parezca que no llevas nada. Y no es tan sólo una marca, es todo un movimiento en contra de la censura del pezón femenino. Recomiendo seguir su cuenta de Instagram, en la que – además de exhibir la prenda – publicaron la experiencia de una mujer a la que denunciaron sus vecinos por tomar el sol en su jardín sin la parte de arriba. Cuando llegó la policía a su casa, les abrió con el TataTop y ganó la batalla.
  • mannipsEl movimiento #FreeTheNiple -cuyo hashtag utilicé en una foto sin pezones en Instagram y me advirtieron de que sólo con eso me podían denunciar la publicación -, que lucha en contra de los tabúes legales y culturales que tienen al pezón femenino en su punto de mira.
  • Captura de pantalla 2018-09-02 a las 20.21.59El anuncio argentino explicativo sobre la autoexploración para la detección temprana del cáncer de mama que utiliza a un hombre con el torso desnudo porque mostrar el de la mujer sería inmoral.
  • La noticia falsa (que no he logrado encontrar) de una app para superponer un pezón de hombre sobre una foto que exhiba los pezones de una mujer con el objetivo de que no sea retirada. Incluye varios ejemplos de lo absurdo, ya que la mera areola y el pezón masculino propuesto, sabemos que es masculino porque alguien nos ha dicho que lo es. Y porque las fotos con un pezón de pega son, cuanto menos, absurdas, como lo es esta censura.

Tetas, no son más que tetas con sus correspondientes pezones, sin embargo, sospecho que nos queda mucha lucha. La censura – que da lugar a la autocensura de quienes nos creemos mujeres libres – senos ha ido de las manos.



Vuelo sin motor

Creando ideas y echándolas a volar

Eugenia Sanchez's Blog

Just another WordPress.com site

La estantería de Núria - Reseñas de libros

¿De qué hablo aquí? Novelas. Cómic. Álbum ilustrado. Ensayo. Y, en general, cualquier texto que pase por mis manos.

Diccineario

Cine y palabras

Zarathustra Callao

Se me amontonan las palabras.

TODOPODEROSO

Sólo soy un humilde puto amo

La mirada volátil

"Lo único que nos tapará la boca serán los besos"